Cómo cuidar una Planta Cuna de Moisés para que florezca

Si estas buscando una planta bonita y fácil de cuidar, la Cuna de Moisés es para ti. Esta planta verde con flores preciosas ha llegado para quedarse, ya que es una planta muy resistente.

La maravillosa ventaja de esta planta es que absorbe el moho y las partículas bacterianas haciendo que el ambiente sea más puro.



Luz

Le encanta la luz brillante e indirecta, en condiciones de poca luz florecerá, pero año tras año notarás que lo hará de manera decreciente hasta que solo crezcan las hojas verdes.

Humedad

Esta planta es originaria de América Central, o sea que le encanta la humedad. Si el clima en el que vives no reúne estas condiciones existen varias opciones para lograrlo, puedes rociarla todos los días con un atomizador o en el mejor de los casos tener un humidificador.

Riego

En los meses de más calor mantén la tierra siempre húmeda, pero no encharcada, esto es importante porque le encanta la humedad. Por otro lado, en invierno puedes alternar el riego porque no necesita tanta agua.

Temperatura






Le encantan las temperaturas que rondan entre los 15º y 20º C. Aunque no es muy exigente, el viento no es su favorito y debes evitar las heladas si quieres tenerla en tu balcón.

Floración

La clave es que reciba una buena iluminación indirecta, y que esté protegida contra vientos y bajas temperaturas, y finalmente mantenga la humedad de la tierra, esto le dará una floración garantizada.

Abono

Debes fertilizar la planta en primavera o verano para que se mantenga sana y tenga una floración abundante.

Si te gusta nuestro contenido compártelo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí